Ser Profe de Yoga ¿Cuándo es el mejor momento?

por | Oct 28, 2020 | Yoga

“Cuando el individuo se da cuenta del potencial contenido en el poder del pensamiento, es el comienzo de un gran crecimiento espiritual”

– Swami Vishnudevananda –

‘Quiero enseñar, pero creo que no estoy lista’…

¡Probablemente nunca te sentirás 100% lista! Y lo mismo aplica para todo: para hacer el viaje de tus sueños, para mudarte al lugar que te gusta, para el emprendimiento que tanto anhelas, para casarte, o ser madre. Buscando el momento perfecto seguimos procrastinando nuestros sueños y la verdad es que el momento perfecto no existe. Solo debes tomar la decisión, documentarte, hacer un buen plan y el resto llega por inercia en el momento preciso.

Todos levantamos barreras que nos impiden avanzar hacia lo desconocido. Algunos perciben que enseñar yoga es aterrador, pero si has estado pensando en la capacitación de maestras por un tiempo, entonces es probable que estés lista para hacerlo. Tal vez esos desafíos físicos, emocionales o logísticos están dando una buena pelea, pero ¿por qué no considerarlos como excusas que te detienen en lugar de ser una razón válida para hacerlo? A veces, todo lo que necesitamos es replantear los desafíos y reconocer que forman parte del camino.

Puede ser que te preocupas demasiado por el hecho de que todavía no puedes hacer una parada de cabeza, o que tus isquiotibiales están muy tensos. Tal vez te preocupe lo que otras personas piensen de ti, o creas que estarás listo una vez que pierdas algo de peso. Quizás tengas miedo de pararte frente a un grupo, y está bien. Puede ser aterrador al principio, pero con la práctica superarás esos nervios. Sea lo que sea, siempre habrá algo.

La buena noticia es que estas creencias limitantes son similares para casi todas las personas que se sumergen en estos cursos, y puedes enfrentarlas y trabajarlas durante la capacitación con un grupo de compañeras de ideas afines que recorren el mismo viaje. Estar sentada en casa preguntándote cómo lograrás tus sueños algún día no te llevará allí, ser valiente y aprovechar este momento lo hará.

¿Cómo puedo prepararme mejor para la formación?

Antes de embarcarse en esta transformación de vida, debes tener una práctica regular de yoga, idealmente por un mínimo de un año, pero no necesitas ser la persona más flexible del mundo, ya que la flexibilidad no necesariamente te convierte en una gran maestra. Hay personas que tienen una flexibilidad limitada en sus formas físicas que son maestros increíbles. Además, muchas personas se entrenan para promover su propia comprensión personal de yoga más que para lograr posturas avanzadas.

five woman standing on seashore

Aconsejaría a cualquiera que vaya a un entrenamiento que practique un mínimo de dos o tres veces por semana. Lo ideal es que pruebes algunos estilos diferentes hasta que encuentres el que más resuene contigo. Esta parte es fundamental para decidir que tipo de formación quieres tomar.

Una vez tengas claro en qué estilo de Yoga te gustaría certificarte es importante elegir la modalidad de estudio que se adapte más a tu itinerario. ¿Dispones de 10 fines de semana seguidos para sumergirte de lleno en algún programa de tu ciudad? ¿o tienes un mes entero para hacer un intensivo en India o algún otro lugar? Si ninguna de estas opciones se adapta a tu estilo de vida puedes optar por una certificación online que te ofrezca atención personalizada y flexibilidad de horarios. Sea cual sea la modalidad que escojas es importante que apartes el tiempo suficiente en tu calendario y tener claro que el compromiso es contigo misma.

¿Te gustaría aprender a meditar?

Con amor Adri-@yoganesha

Recuerda que el poder está en la mente!!!

Con esta pequeña introducción de autoconocimiento espiritual abres las puertas de una nueva dimensión, sé Bienvenido!!!!

Correo enviado!!